El Juglar de la Red

Por Rafael Cano Franco

El gobernador Alfonso Durazo, no ha parado de comunicar acciones y obras que se van a realizar a futuro, ciertamente la única que está en proceso es la construcción de la planta fotovoltaica en Puerto Peñasco y con el grave riesgo de invertir mil 850 millones de dólares en un terreno que no ha sido donado a CFE, lo cual es un grave problema jurídico.
El resto de las obras y proyectos de infraestructura están en calidad de mero anuncio. Lo hemos dicho antes y lo repetimos ahora: hasta el momento no hay mucho que presumir y sí mucho por lo cual estar alerta.
En palabras del propio Alfonso Durazo se ha complicado mucho sacar las vías del tren que dividen la ciudad fronteriza de Nogales; los trámites que requieren autorizaciones específicas son más de ocho y todo indica que no se tiene ninguna; la última y más importante firma para aprobar se retiren es la del propio Presidente de Estados Unidos.
Pero se trata de trámites y gestiones burocráticas que de alguna manera se deben resolver, particularmente cuando existen los buenos oficios y las relaciones públicas que permitan acceder a los personajes claves.
Ayer, en su conferencia semanal, Durazo Montaño invitó al delegado de la SCT y ahí se anunció que ya se licitó el tramo de 900 metros en la frontera de Sinaloa para modernizar la carretera de Cuatro Carriles en ese lugar y también se licitó la conclusión del tramo en “las curvas de Quijano” para que pueda casi estar concluida la modernización total de la Cuatro Carriles.
Solamente faltaría la autorización de la etnia yaqui para empezar a trabajar en la parte de carretera que atraviesa el poblado de Vícam y con ello se terminaría toda la modernización de la carretera de Cuatro Carriles, pero para eso va a pasar un buen tiempo.
Con respecto a la carretera Chihuahua-Guaymas, para lo cual el gobierno de Sonora firmó una alianza con el de Chihuahua, apenas el pasado 6 de junio; debemos anunciar que las noticias no son nada buenas.
En nuestra reciente visita a la Ciudad de México platicamos con funcionarios de la SCT y nos aseguraron que ellos no tienen conocimiento de ningún proyecto, trazado o estudio para realizar esa carretera.
Tampoco tienen recursos presupuestados para este año que puedan derivarse a esa obra, incluso en los últimos tres años no se ha autorizado ninguna aportación presupuestal de la SCT para iniciar la construcción de alguna carretera y no se tiene contemplado iniciar ninguno este año o el
siguiente.
Nos indican que es instrucción del Presidente no iniciar ningún tipo de obra pública cuya terminación exceda del periodo presidencial. López Obrador no desea heredar obras públicas en proceso al siguiente gobierno y resulta evidente que la construcción de la carretera Chihuahua-Guaymas no estaría terminada para el 2024, de ahí que consideran poco viable se apruebe dinero para ese proyecto.
Nos indicaron también que el esquema de participación privada en conjunto con inversión estatal pudiera ser una opción, pero el Presidente López Obrador no ha realizado obras carreteras bajo ese esquema –y bajo ningún otro—porque considera que existe mucha corrupción y en ese sentido es enemigo de apoyar esos esquemas.
En palabras llanas, desde las oficinas de la SCT consideran que la obra es técnicamente viable, el problema son los recursos y las consideraciones particulares que el presidente López Obrador tiene sobre las obras carreteras. Ellos consideran que si las gestiones hubieran empezado hace dos años, era más factible que en este sexenio se hubiera fondeado el proyecto, pero en estos momentos eso es muy complicado.
Por otro lado en lo referente a la construcción de caminos rurales donde las comunidades participan en su construcción, nos dicen que no han resultado como se esperaba porque las obras no han aguantado dado la mala construcción y la carencia de técnica constructiva para llevarlos a cabo.
Alfonso Durazo anunció que en Sonora se utilizaría ese esquema para mejorar caminos vecinales; pero en la SCT no están tan convencidos de que esa sea una buena idea y su postura es que eso quede limitado a las comunidades de Oaxaca donde realmente se necesita ese recurso para ayudar a las familias de la región, sin importar que la calidad de las obras sean muy deficientes y no resistan las inclemencias del tiempo.
La visión de los técnicos de la SCT es que esos caminos no son la mejor opción y solamente los consideran viables porque dejan dinero a las poblaciones que participan en su construcción, pero no resuelven el problema de una vía de comunicación confiable y menos que se extienda en su funcionamiento al paso del tiempo.
De lo anterior podemos concluir que si queremos carretera Chihuahua-Guaymas es necesario que tanto Durazo Montaño como Maru Campos se pongan las pilas y empiecen a gestionar de inmediato con el presidente López Obrador los primeros 3 mil millones de pesos para iniciar la obra, de lo contrario tendremos que esperar hasta el 2025, cuando se tenga un nuevo gobierno, para poder iniciar y eso sí se tiene la voluntad de apoyar la obra.
En cuanto a la construcción de los caminos con mano de obra local, es menester considerar si en lugar de convertirse en una solución definitiva al problema de incomunicación que padecen algunas comunidades de Sonora, no se vaya a convertir en un problema.
De la nueva carretera a Puerto Peñasco-Sonoyta ya mejor ni hablamos.

Otros Juglares:
–“Sonora es una entidad peligrosa por la incidencia de delincuencia y secuestro. Sonora es un lugar clave utilizado por el comercio internacional de drogas y las redes de tráfico de personas. Ciudadanos estadounidenses han sido víctimas de secuestro”.
Es un extracto de las indicaciones que hace el gobierno de Estados Unidos a sus empleados donde les indica claramente los límites que tienen para viajar y les da una visión de lo peligroso que resultan algunas regiones del país, incluyendo Sonora.

Gracias por su atención, hasta el viernes si Dios quiere. ¡¡Salud!!

Nos puede seguir en Twitter en @CanoFrancoR También puede conocer nuestra opinión periodística en Facebook en Rafael Cano Franco “El Juglar de la Red”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here